Artista Visual y Escritor. Siente la magia de la fantasía, lo épico y majestuoso, asombro místico y espiritual. We are not here to be average. #creatividad #pasión

MARCHENA – Espectacular Panorámica Nocturna

Vistas como estas me hacen soñar

Misterio, magia, majestuosidad. Esas son las palabras que se me vienen a la mente cuando veo una fotografía tan épica como esta. Oscuridad, las luces de la ciudad radiando, una vista completa, aérea, como la vería un mismísimo Dios. Todos los edificios y monumentos pueden verse perfilados en la silueta de la negra noche, iluminados por la candelaria callejera. En los filos del horizonte podemos ver las iglesias de Santa María de la Mota, de la Degollación de San Juan Bautista, de San Agustín y de San Miguel Arcángel.

Podemos también observar en el contorno ambos silos, el antiguo y el nuevo (un silo es un alto edificio para almacenar granos recolectados en la agricultura), podemos ver en primer plano el barrio de Ciudad Jardín, con sus palmeras, el recinto ferial, el instituto de educación secundaria López de Arenas.

MARCHENA, una ciudad con mucha historia

El escudo de la ciudad reza «COLONIA MARTIA ROMANORVM», pues esta pequeña ciudad de 20.000 habitantes a 60 kilómetros (37 millas) de la capital de provincia, Sevilla, dentro de la comarca de «La Campiña Sevillana», tuvo su origen en una colonia romana fundada por un comandante llamado MARTIA (aunque algunos historiadores argumentan que pueda haberse llamado MARCIAL). Tras la invasión musulmana a la península ibérica y durante el período del reino de AL-ANDALUS, los musulmanes pronunciaban el nombre de la colonia romana como «MARSENAH», más concretamente «MARSENAH AL ZAITUNA» que significa «MARCHENA DE LOS OLIVOS», para diferenciarla de las otras poblaciones también llamadas Marchena (o «Marsenah», en el período del que hablamos). Tras la reconquista cristiana, el nombre Marsenah empezó a ser pronunciado como Marchena, que es su nombre actual (sin el «de los olivos»). Como dato curioso, los habitantes de Marchena (llamados «marcheneros») pronunciamos la letra «ch» de una manera muy particular. Tal vez sea debido a ese cambio del nombre árabe «Marsenah» a «Marchena» (¿quién sabe?).

A pesar de haberse originado como colonia romana, en realidad su existencia es muchísimo anterior, pues existen restos prehistóriscos de origen Tarteso-Fenicio-Cartaginés, donde se han encontrado monedas cartaginenses, un complejo militar y funeral, estructuras hidráulicas y urbanas, y joyas de oro y plata. En un lugar sagrado se celebraban rituales funerarios y se sacrificaban animales. Todo esto ocurrido hace miles de años en el mismo lugar donde se encuentra la actual ciudad de Marchena, apodada «La bella desconocida».

Actualmente podemos admirar su belleza con monumentos de la época musulmana, destacando el Arco de la Rosa (también llamado «Puerta de Sevilla», otros restos de la muralla que rodeaba la ciudad, incluyendo muchas otras torres, los restos de la Alcazaba musulmana, situada en el casco antiguo de la ciudad, muy cerca del Tiro de Santa María, que era el pasillo de entrada al antiguo Palacio Ducal perteneciente al duque Luis Ponce de León, que fue situado donde antes se encontraba la alcazaba musulmana y en donde ahora se encuentra la iglesia cristiana de Santa María de la Mota.

También podemos visitar el museo de Lorenzo Coullaut Valera, famoso escultor nacido en Marchena, al cual pertenecen muchas obras entre ellas el monumento en honor a Béquer en el Parque de Maria Luisa de Sevilla. El museo está situado en la parte de la muralla musulmana llamada «Puerta de Morón». También se encuentra un valioso museo en la sacristía de la iglesia de la Degollación de San Juan Bautista, con 9 obras del famoso pintor Zurbarán.

No nos podemos olvidar de las iglesias cristianas que abundan en la ciudad: San Agustín, San Sebastián, San Miguel, Santa Clara, la Degollación de San Juan Bautista, y Santa María de la Mota. También hay una nueva en construcción.

Y por supuesto no nos podemos olvidar de nuestra Semana Santa (Semana de Pascua), auténticas obras de artes procesionan por las calles con esculturas religiosas representando escenas bíblicas y acompañadas por penitentes, centurias romanas y bandas de música de gran talento y calidad. Una verdadera delicia mágica, mística y espiritual, llena de encanto que hará las delicias incluso de los no creyentes, pues más que religión, es un auténtico espectáculo de belleza incomparable y cuyas sensaciones sólo puedes vivir presencialmente.

Y por supuesto en nuestra Feria de Marchena desatamos toda nuestra pasión llena de flamenco, caballos, trajes de gitana con sus volantes y su flor en el pelo, vino y «rebujito» (una mezcla de vino blanco de la variedad «manzanilla» y refresco de lima-limón como Seven-Up o Sprite) y mucha, mucha diversión. Realmente hay que vivirla para sentirla.

Espectacular vista nocturna de la ciudad de Marchena (Sevilla, España)
Espectacular vista nocturna de la ciudad de Marchena (Sevilla, España)

Siguiente Entrada

2 Comentarios

  1. Montse 7 septiembre, 2016

    Preciosa como ella sola y la foto muy lograda. Me encantaria tenerla si puedes mandarla. Gracias

  2. José Miguel 6 septiembre, 2016

    Simplemente precioso, podria mandarmela por email, lopezmonter59@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cookies

This site uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Info cookies. OK

Aviso de cookies

© 2021 Francisco González SOLEMNITY