francisco gonzalez solemnity logo

Artista Visual. Fotografía Artística. Siente la magia de la fantasía, lo épico y majestuoso, asombro místico y espiritual.

No hemos llegado tan lejos solo para quedarnos aquí

Estos últimos meses me han servido para reflexionar y entender que está pasando con mi vida y qué errores he estado cometiendo. Nadie es perfecto, pero la verdad es que yo he sido la persona más estúpida del mundo.

Cuando me fui a vivir solo, me obsesioné con intentar sacar adelante un negocio online. Al principio, mi idea era solamente publicitarme como fotógrafo para hacer sesiones de fotos aquí en el pueblo, pero poco a poco fue formándose la idea de que podía ganarme la vida directamente a través de internet. Leí muchos libros de marketing digital, y en aquel momento lo que todos decían era que ganase muchos seguidores en las redes sociales, y que cuando tuviera muchos podía venderles algo o hacer publicidad de otras marcas y que me pagasen. Decían que solo había que publicar todos los días y que tarde o temprano aumentarían los seguidores.

El error que cometí, y que casi me cuesta la vida (luego cuento porqué), es que me obsesioné con hacerlo yo sólo. Vivía sólo, no salía con amigos, no veía a la familia, no hacía nada, no tenía vida porque lo único que quería era sacar el negocio online adelante. Sobrevivía de mientras con una ayuda de unos 400 euros al mes, que obviamente no me daba para hacer nada. Y el error aquí es que, cuando una persona está siempre sola, aislado socialmente, acaba con un depresión catastrófica, y cuando tienes depresión no puedes hacer nada, no tienes energía, ni creatividad, ni siquiera para trabajar por internet sentado en un ordenador. Y eso, a lo largo de los años, me produjo tanto estrés, que acabé enfermando. Un día me vi que no podía tragar ni sólidos ni líquidos. Era esofaguitis por reflujo ácido (reflujo gastroesofágico por estrés), y era tan severa que los medicamentos para reducir el ácido del estómago no hacían nada. Así estuve años. Además estábamos en pandemia, con los confinamientos, máscaras y demás.

El haber estado tan aislado socialmente y sin recursos económicos me hizo perder mi chispa y mi alegría. No tenía energía, no tenía ganas de nada. Ya no era el mismo. Yo antes de eso tenía muchas expectativas, quería llegar muy alto y conseguir mucho éxito. Llegué a conocer a personas muy interesantes, tanto que si lo contase nadie me creería. Y sin embargo mi error de aislarme socialmente me hizo hundirme hasta el fondo. Dejé de ser yo mismo.

Si todo sale bien, dentro de poco comenzaré una nueva etapa en mi vida. No puedo decir nada más por el momento. Tengo muchas cosas pendientes por conseguir, y muchas personas por conocer. Oh la la.

Comparte esto:

Suscríbete al newsletter visual SIENTE LA MAGIA y recibe inspiración, contenido y actualizaciones gratis en tu correo electrónico.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Francisco Javier González Álvarez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a IONOS que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2024 Francisco González SOLEMNITY